Este invierno las transparencias son una hermosa tendencia para acaparar miradas y, a diferencia de otra veces, valen tanto para el día como para la noche. Pero hay que tener ciertos cuidados. Al ser un género super femenino y sugerente, se deben usar en su medida justa, de lo contrario, podrías recaer en lo vulgar. Te mostramos la mejor manera de vestir las transparencias.

Las transparencias vienen en una gran variedad de prendas, pero principalmente se encuentran en los tops, aunque también existen pantalones y leggins con complementos de este tipo. Pueden ser lisas, con lunares o estampadas y, por supuesto, también están  presentes los clásicos encajes. Además, puedes implementar las transparencias en la totalidad de la prenda o sólo como un detalle. Los favoritos son la espalda, el pecho o los brazos transparentes. Eso si, la fórmula clave es sugerir y nunca revelar.

En cuanto a los colores, este año el azul oscuro es furor, pero también se puede optar por tonos clásicos como coral, blanco o negro. Hay que tener en cuenta que la prenda íntima debe ser del mismo color que la prenda que utilices o de un tono más oscuro. La tendencia es usar el soutien negro aunque se note, pues te hará ver super sexy.

Si eliges utilizar las transparencias de día te sugerimos que elijas texturas lisas y simples, sin brillos ni encajes. En este sentido, son ideales las blusas de gasa y, si eres vergonzosa, puedes ponerte una camiseta bien ajustada al cuerpo por debajo de la prenda. En cambio, por la noche, las transparencias son las protagonistas absolutas. ¡Anímate a dejar traslucir alguna parte de tu cuerpo! Te recomendamos además vestir prendas con incrustaciones de cristales, piedras, plumas, brillos o tachas para darle un estilo más original a tu look. Un must have son los vestidos de escote de corazón con transparencia en el pecho.

No te pierdas hoy a las 22 un nuevo capítulo de The Fashion Show. Esta vez, los diseñadores deberán realizar una línea inspirada en el funcionamiento interno del cuerpo humano y mientras en una casa todos se pelean, en la otra se llevan de maravilla.