Un aperitivo perfecto para una salida bien romántica con tú pareja o el muchacho de la oficina que te gusta.

¿Cómo se prepara? Se mezcla una medida y media de vodka, media de licor de fresas y media de jugo de arándanos. Luego se coloca en una copa y se completa con Champán. El toque final: dejar caer una fresa para que se embeba en el fondo del vaso y poder degustarla después del trago.