El trago ideal para disfrutar después de una rica cena, pues gracias a su dulzura y delicioso sabor, puede oficiar como postre.

¿Cómo se prepara? Colocar en una coctelera con hielo una medida de licor de café, dos medidas de amareto, media medida de licor de melón y una medida de nata. Mezclar bien y servir en vaso de martini. Decorar con chocolate rayado por encima.