Un aperitivo bien masculino, inventado en 1919 en Florencia, Italia, en el actual Caffè Cavalli, a pedido del Conde Camilo Negroni. Ideal para disfrutar con tus compañeros en una noche de hombres.

¿Cómo se prepara? Colocar en la coctelera un poco de hielo y remover para que se enfríe. Quitar el hielo y poner dos medidas de ginebra, dos de vermut, dos de campari y una rodaja de naranja. Agitar y servir en un vaso de wiski con hielo. Decorar con un twist o hilo de cáscara de naranja. ¡Qué lo disfrutes!