Un trago a base de whisky pero con un toque de dulzor, para el deleite de todos.

¿Qué se necesita? 4 medidas de whisky, 2 medidas de vermouth rosso y un chorrito de angostura

¿Cómo se prepara? Enfriar una copa de martini en el congelador. Colocar dos o tres cubitos de hielo en una coctelera y añadir el whisky, el vermouth y el angostura. Agitar ligeramente y servir en la copa congelada.