Con ese nombre no podemos esperar un trago suave, tranquilo o relajado ¿verdad? Pero te aseguramos que es una bebida deliciosa, fuerte y divertida. Lo que sí, tómalo con mucha precaución y sin excederte.

¿Qué se necesita? Una taza de cubitos de hielo, un cuarto de taza de tequila, seis cucharadas de ginger ale, una cucharadita de crema de cassis y una rodaja de limón.

¿Cómo se prepara? En un vaso cilíndrico combina los cubos de hielo y el tequila. Agrega el ginger ale despacio y por último agrega la crema de cassis que se asentará suavemente en el fondo. Decora con la rodaja de limón. ¿Qué te parece?