En toda buena celebración no pueden faltar el champán y la cerveza. Si los mezclamos: ¡Black Velvet!

¿Cómo se prepara? Necesitas la misma medida de cada bebida y ambas deben estar bien frías. En un vaso largo sirve primero el champán y luego la cerveza muy lentamente para que no se mezclen y no generar mucha espuma. Te quedarán dos colores bien diferenciados. ¡Qué lo disfrutes!