Una deliciosa bebida frappé bien dulce y rica. Una bomba de sabor para disfrutar luego de una larga jornada de trabajo.

¿Cómo se prepara? Colocar en la licuadora una banana cortada en rodajas con una parte y media de ron blanco, media parte de licor de banana y media parte de jugo de limón. Agregar tres cucharadas de azúcar y abundante hielo. Licuar hasta conseguir el punto frappé y servir en copas de diferentes tamaños con unos pedacitos de banana por encima. También puedes decorar con una frutilla y unos hilos de chocolate derretido. ¡Qué lo disfrutes!