Las tradiciones familiares son aquel grupo de valores que porta cada familia de generación en generación, y que favorece el bienestar emocional de los niños al crear sentimientos de seguridad, continuidad e identidad. Aquellas familias que poseen tradiciones establecidas y están activamente creando nuevos valores están más propensas a que se desarrollen lazos fuertes entre sus miembros.

Aunque cada hogar es distinto al otro, de manera general podemos decir que las personas que conviven pueden fomentar y celebrar tradiciones que reflejen su preocupación entre ellas, así como por otros seres humanos. Un ejemplo de evento que recoge tradiciones no solo un grupo familiar, sino de la humanidad entera, es el día de Acción de Gracias, momento en que cada familia disfruta de una cena en conjunto, comparte recuerdos agradables y reflexiona en los aspectos positivos y negativos.

Pero existen otro tipo de tradiciones familiares que son indispensables para el correcto desarrollo emocional de los niños. A continuación, te enumeramos algunas:

  • Leer libros o relatos en voz alta.
  • Filmar eventos familiares o tomar fotos que ayuden a que los niños tengan recuerdos gratos.
  • Colocar fotos en álbumes para que la familia reunida las vea.
  • Contar historias de la familia.
  • Ver programas televisivos educativos que refuercen los valores familiares.
  • Separar una noche semanal para ver películas juntos y comer palomitas de maíz o pizza.
  • Participar en rutinas antes de dormir como leer un cuento, cantar una canción o rezar.
  • Compartir intereses como la jardinería, actividades deportivas, cantar, tocar instrumentos musicales, hornear pasteles, etc.
  • Preparar cenas especiales para celebrar ocasiones relevantes.
  • Conmemorar distintos eventos importantes, bodascumpleaños, graduaciones y festividades juntos.
  • Realizar fiestas de cumpleaños y tomar fotos cada año para recordar el crecimiento del niño.
  • Celebrar los actos de bondad. Cuando el niño ha tenido una acción amable reconocerla ante todos.
  • Cocinar juntos o confeccionar postales que muestren afecto entre los miembros de la familia.
  • Reunirse para discutir asuntos importantes, tomar decisiones o diseñar metas.
  • Pedirles a los hijos que sugieran nuevas tradiciones para la familia.

Si los niños participan activamente en desarrollar y celebrar diversas tradiciones familiares durante su vida, es mucho más probable que se sientan confiados, optimistas sobre su futuro y sus relaciones con las demás personas sean más agradables y enriquecedoras.