Olivia Munn

En una fiesta que se realizó el año pasado en el Caesars Palace Resort de Las Vegas, la actriz, con unas copitas de más, acabó gritándoles desenfrenadamente a un grupo de conocidos. Sus amigos intentaron calmarla, pero todo fue en vano. Olivia se puso a llorar, mientras argumentaba que ella era buena. Al final salió corriendo de la sala.

Príncipe Harry

Recientemente, el hijo menor del príncipe Carlos de Inglaterra fue fotografiado como dios lo trajo al mundo mientras abrazaba a una mujer, en un hotel de Las Vegas. Al parecer todo se dio después de que Harry y sus amigos invitaran a unas muchachas a su suit para jugar al strip billar.

Britney Spears

La cantante protagonizó un clásico de Las Vegas: casarse en una de sus capillas. La princesa del pop hizo lo propio en 2004 con un amigo de la infancia tras una noche de juerga. Pero 55 horas después se divorció.

Charlie Sheen

El actor dio de qué hablar cuando fue captado con tres actrices porno durante una de sus estancias en Las Vegas. Tanto él como las mujeres organizaron una fiesta descomunal, donde no faltaron el alcohol y los excesos.

Paris Hilton

En el 2010 la heredera del emporio Hilton fue detenida por la policía de Las Vegas por posesión de cocaína, situación que fue un escándalo más en su larga lista.