Lilly Collins

En el estreno de la película Espejito Espejito la adorable hija de Phil Collins lución un espantoso vestido de Zac Posen, que la hacía lucir mayor, era incómodo y terriblemente feo. Le quitaba toda la dulzura a la pequeña Lilly.

Niki Minaj

La cantante siempre quiere llamar la atención. A veces, su extravagancia se transforma en un exceso de colores y texturas o una combinación de prendas sin el menor sentido de la moda. Pero en la entrega de los premios Grammy dejó a todos con la boca abierta. Una imagen vale más que mil palabras ¡Ridículo!

Fergie

Otro desastre de los Grammy Awards. Aunque Fergie aspira a ser una fashionista siempre se equivoca en sus outfits para las alfombras rojas. Con un diseño de Jean Paul Gautier parecía un punto naranja a lo lejos. Tampoco supo usar la transparencia a su favor y, como la mayoría de las veces, lució vulgar.

Sarah Michelle Gellar

Fue la peor vestida a principios del 2012 en los Golden Globes. Seguro ni ella estaba cómoda con este vestido que pretendía ser elegante pero con una estampa súper informal.

Katy Perry

¿Truco o trato? Sí, aún no era ni siquiera otoño cuando la cantante nos impactó con este terrible atuendo gótico.