Johnny Depp

De joven se sumergió en el mundo de las drogas y los problemas económicos de su familia llevaron a que tengan que vivir todos juntos en una habitación de un motel por más de un año. Pero gracias a su amigo Nicolas Cage, Depp se animó a probar con la actuación y así inició su exitosa carrera, convirtiéndose en uno de los actores más codiciados de Hollywood.

Oprah Winfrey

La presentadora calificada como la estadounidense de origen africano más influyente de los últimos tiempos, no tuvo una niñez fácil. Su familia era muy pobre y ella tenía que hacer sus ropas con la tela de los sacos viejos de su padre. A los doce años fue reclutada en una correccional de menores y fue abusada sexualmente en reiteradas ocasiones. Pero con casi veinte años, el cambio es su vida llegaría, cuando empezó a trabajar como reportera en una estación de radio local. Así Winfrey escaló hasta llegar a ser lo que es hoy.

Jim Carrey

Tras el desplome económico que sufrió su familia luego de que la empresa en la que trabajaba su padre quebrara, el actor, que por entonces tenía catorce años, tuvo que abandonar su buena vida para instalarse junto a su familia en unas carpas ubicadas en el terreno de unos tíos. Además, se ganó la vida durante varios años como empleado de limpieza. Hoy, es uno de los actores cómicos más exitosos de Hollywood.

Halle Berry

La actriz sufrió el abandono de su padre con apenas cuatro años y fue criada por su madre sola en difíciles condiciones económicas, que las llevaron a vivir en albergues para mendigos. Además sufrió varios maltratos de su primer novio, lo que le ocasionó la disminución en su capacidad de audición. Pero pronto Halle se adentró en el mundo del modelaje, que luego la llevaría a intentar con la actuación.

Leonardo DiCaprio

Creció en un barrio de los suburbios de Los Ángeles, rodeado de drogas y delincuencia. Un cazador de talentos lo descubrió y así comenzó a formarse en la actuación de manera independiente hasta adquirir la fama que posee hoy.