Este libro es la primera novela del guionista y profesor de cine Enric Pardo, quien luego de haber escrito una historia para el cine que le permitió conseguir trabajo, aunque su guion nunca se convirtió en película, decidió sumergirse en el ambiente de la literatura, con un estilo muy visual y cinematográfico en su relato.

Todas las chicas besan con los ojos cerrados cuenta la historia de Alex, un joven de treinta años que no puede parar de salir con diferentes mujeres, hasta que conoce a Natalia. Cansado de su vida de mujeriego, el muchacho quiere asentar cabeza, encontrar una chica que lo enamore y poder enamorarla e irse a vivir juntos. Pero Alex se da cuenta que aunque parece haberla encontrado, no todo es tan fácil.

La novela combina empatía, ternura y humor, y está destinada a lo hombres que están pisando los treinta y se encuentran en la disyuntiva de seguir con las costumbres de la juventud o formar una familia.