¿Creías que los guantes eran solo de lana y para llevarlos en los días de frío a la oficina? ¡Error! Mira estas propuestas para enfundar nuestras manos en las noches más glamourosas.

Lanvin, Nina Ricci, Tory Burch, muchos de nuestros desfiles favoritos han mostrado guantes largos y estrechos de mil maneras diferentes: por encima de la ropa, por encima de la piel, bajo la ropa, lisos, estampados, de colores o neutros.

Carolina Herrera, Chanel, Christian Dior y muchos más nos dan la clave de esta tendencia: han de ser estrechos y sinuosos, de materiales brillantes y largos, muy largos, siempre por encima del codo.

Los que más se estilan son de pieles irisadas y forman un complemento más en creadores más vanguardistas o más barrocos, desde Haider Ackermann a Jason Wu o Jean Paul Gaultier.

Lucirlos en tonos tan llamativos como un rosa chicle es sólo apto para amantes de lo excesivo y de la creadora Betsey Johnson. Otros diseñadores como Alexander Wang o Antonio Berardi son más sutiles en su color.

Las medidas, los materiales y colores son muy diversos pero una verdadera fashionista siempre se decantará por aquellos que casi llegan al hombro. ¿Se te ocurre un complemento mejor para tu vestido?