Podemos ponernos lo mismo todo los días, no es necesario cambiar demasiado nuestro look. Lo importante es que gracias a los accesorios nos podemos ver diferentes. La propuesta es comprar prendas clásicas y atemporales pero dar el toque trendy con ellos. Aquí, un repaso de las tendencias para el invierno 2013.

Riñoneras: Volvieron y se van asomando de a poco. Ahora es un accesorio “con onda” y, además, súper práctico. ¡Ojo! Lo cierto es que ellas generan un gran foco de atención, además de otorgar mayor volumen en una zona del cuerpo muchas veces complicada. Por eso, para las mujeres que poseen caderas anchas no es lo más recomendable.

Cartera de mano: Chic y sofisticadas, se seguirán usando esta temporada. Las puedes llevar en cualquier ocasión: chiquitas con brillos o tachas para una fiesta, o más grandes y simples como de cuero o gamuza para combinar con jeans. ¡Siempre te darán un toque distinguido!

Mochilas de cuero: Vuelven en formato mediano y son ideales para llevar a la facu sin perder el estilo. El tip: para darle un poco de color puedes anudarle un pañuelo estampado.

Collares barrocos: Collares grandes y recargados, la moda barroca se impone tanto en las prendas como en los accesorios. El consejo es que él sea el protagonista: úsalos con escotes neutros, de líneas simples y, en lo posible, abiertos para que se luzcan.

Cuellos de camisas: La idea es darle vida a los simples cuellos, destacar un detalle que resalte y lo haga verse diferente y con un poco más de onda. Para esto, la moda propone lookearlos con tachas, piedritas, perlitas o… ¡Lo que se te ocurra! Otra alternativa es usar collares justo por debajo de los cuellos, bien pegaditos, o también colocarles pins que los vistan.

Guantes: Muy femeninos y elegantes. De cuero, simples o con tachas, si quieres lograr un look arreglado, chic y algo formal serán tus mejores aliados. Elige los que cortan a la altura de la muñeca y combínalos con jeans y zapatos, o con un vestido y un trench. Tal vez te cueste hacerte amiga de ellos, pero si te animas no vas a poder dejar de usarlos. Es una forma ultra fashion de evitar el frío.

Aros: Vuelven los XS bien pegados a la oreja, desde perlitas, brillitos o los simples con relieve. Son ideales para darle vida al rostro sin recargarlo. También valen los colgantes en cruz o con símbolos para darle una onda más rocker a tu look. Si quieres lucirlos, recógete el pelo.