Cuando llegan las bajas temperaturas, los tejidos son nuestros fieles aliados. Esta temporada se imponen los suéteres de línea artesanal, con detallas que no pasan inadvertidos, como los apliques de flores, volados, bordados y brillos de todo tipo. Además, toman fuerza los sacones largos para utilizar con jeans, como así los maxipulls, que quedan perfectos con leggins o medias de nylon, y las chaquetas al cuerpo, super femeninas para complementar una falda tubo o pantalones palazzos.

En cuanto a los colores, los favoritos son los neutros, como negro, beige y gris. Pero a ellos se le suman tonos ultra shocking: amarillo, colorado y turquesa, ideales para que el tejido sea el centro de atención.

Asimismo, no te pueden faltar los accesorios de lana. Gorros, polainas, bufandas, carteras y guantes son los elementos que complementarán tu look y te mantendrán bien abrigada en los días de frío.

¡Experimenta con estos dos looks!

Urban: Maxifalda de terciopelo color beige, camisa coral y minisuéter gris. Botinetas de charol marrones con plataformas. Complemento: bufanda tejida color rojo.

Descontracté: Jean recto, remera de manga larga bordó, chaleco tejido amarillo con aplicación de flor en bordó. Borcegos verdes. Complemento: gorrito de lana color blanco.