Llegó el frío y con él nuestras manos se resecan. Como siempre decimos, las manos son nuestra carta de presentación, por lo que siempre es mejor tenerlas sanas y cuidadas. Por eso, te brindamos estos consejos de belleza para que puedas terminar con la sequedad en tus manos.

Utiliza productos hidratantes

Usar a diario crema hidratante es la solución más obvia para las manos secas, y sin embargo muchas veces nos la olvidamos. Escoge una crema que sea rica en emolientes y úsala cada vez que te laves las manos, de preferencia con la piel un poco húmeda para mejorar la absorción del producto.

Además de utilizar una crema hidratante, puedes sumar a tu rutina un jabón que tenga estas mismas características. Esto te ayudará a añadir hidratación cada vez que te laves las manos.

Para dormir aplica la crema hidratante o vaselina (si tienes las manos muy secas) y cubre tus manos con guantes de algodón para retener la hidratación durante la noche. Por la mañana lava bien las manos y aplica tu crema regular.

Limpieza de las manos

Como te dijimos, debes lavarte las manos e hidratarlas cada vez que sea posible. Para esto procura lavarlas con agua tibia y dejar las manos el menor tiempo posible bajo el agua. Aunque es una medida de higiene, trata de exponer lo menos posible tus manos al agua por largos períodos, pues con el tiempo este hábito tiende a secarlas.

Humecta las cutículas

Las cutículas también forman parte de la piel de las manos y pueden verse afectadas por la sequedad, por lo que requieren hidratación continua. Aplica un aceite hidratante regenerante (oliva, jojoba, rosa mosqueta) con suaves movimientos sobre las cutículas, puedes extender este tratamiento a toda la piel de la mano.

Protege tus manos

Es ideal que protejas la piel de tus manos contra los químicos que utilizas a diario, por eso, cuando estés lavando los platos o haciendo la limpieza utiliza guantes de goma. Lo mismo aplica para los días de frío excesivo en los que los guantes te ayudarán a que no pierdas la humectación.