PELI

Carrie White, una de las villanas más complejas del cine de terror, vuelve en una nueva adaptación de la historia de Stephen King sobre la venganza de una adolescente aislada, esta vez con una actriz más enérgica, más sangre y una dosis de tecnología moderna.

Carrie que se estrenó en cines de Estados Unidos el pasado viernes y está basada en la novela publicada por King en 1974, cuenta la historia de una estudiante de instituto aislada con poderes telequinésicos, que inicia un espiral de destrucción contra la fuente de sus tormentos tras ser zambullida en un cubo de sangre en su baile de graduación en el instituto.

La novela fue adaptada al cine en 1976 por Brian De Palma, y fue protagonizada por Sissy Spacek.

La nueva película, la tercera de la directora Kimberly Peirce, está protagonizada por la joven de 16 años de Kick-AssChloe Grace Moretz y Julianne Moore interpreta a su madre, una mujer religiosa, fanática y sobreprotectora.

Esta vez, el foco está puesto en la tensa relación entre Carrie y su madre Margaret, aunque muchas de las escenas recuerdan la versión original.

Lo más novedoso es que la directora se dio el lujo de introducir su sello moderno. Por ejemplo, cuando los acosadores de la escuela graban la histeria de Carrie por su primera menstruación en sus móviles y suben el video a YouTube.

Chloe Moretz, quien ya viene labrando una gran carrera en cine, comentó durante una entrevista que fue un reto interpretar a alguien tan introvertida, tímida e ingenua como Carrie.

“Yo tengo mucha confianza, estoy en armonía con mis emociones y me encuentro bien conmigo misma”, dijo. Y agregó: “Me siento mayor porque pude lidiar con más emociones a una edad más temprana. Así que encontrar la vulnerabilidad en Carrie fue interesante“.

Esperamos con ansias el estreno del film en toda Latinoamérica y felicitamos a la joven actriz por este gran trabajo.