Chalecos y corbatas se mezclan con faldas tubo, sombreros y mucho brillo. Lo femenino y lo masculino se combinan para generar un look súper chic. Desde la pasarela de Ralph Lauren, Giorgio Armani y Valentino, la sastrería gana la oficina y los looks de noche. Así, una falda retro puedo llevarse a la perfección con un blazer de línea esmoquin y una blusa de gasa o encaje lucirse debajo de un traje pantalón.

Para las más jóvenes, el permiso se extiende a los shorts de raso. Combinados con una camisa blanca bien masculina o una remera con inscripciones, son ideales para un look de fiesta.

La prenda infaltable es el saco. Eso si, siempre se tiene que usar con tacos para darle el toque femenino. Según los especialistas, la clave está en mantener un equilibrio entre masculino y femenino para poder lograr el look deseado.

¡Te mostramos dos equipos!

School: Falda gamuzada azul, camisa celeste, blazer cuadrillé, corbata roja, medias de lycra bordó y zapatos acordonados marrones.

Tango: Camisa blanca con gemelos, pantalón y chaleco tizados negros, corbata blanca y negra, botinetas y sombrero negro.