El rocoto relleno es un plato típico de la región de Arequipa, ubicada en el sur de Perú. El rocoto es un fruto pequeño parecido al ají, pero con un gran secreto: es extremadamente picante.

Este plato data del siglo XVIII y, según cuenta la leyenda, fue creado por el cocinero arequipeño Manuel Masías, quien descendió al infierno para recuperar el alma de su hija Delphine, fallecida a muy temprana edad. En su encuentro con el diablo, éste le pidió a cambio una cena que lo dejara completamente satisfecho. Masías tomó el fruto de su tierra, lo rellenó y lo cocinó para luego servírselo al diablo. El banquete fue excepcional y Lucifer, no tuvo otra opción que ceder a su palabra.

Para prepararlo se deben hervir los rocotos dos o tres veces para quitarles su fuerte sabor. Luego, se prepara una mezcla de carne molida, verduras y condimentos y se rellenan los frutos. Por último se colocan pedacitos de queso para que se fundan en el horno.

Además, suele ser acompañado por el tradicional pastel de papa, una suerte de mil hojas intercaladas con queso fresco o requesón.

No te pierdas hoy a las 23, un nuevo capítulo de Taste It! Esta vez, el chef argentino Rodrigo Toso te invita a descubrir la fuerza de los picantes en las cocinas latinas.