Este restaurant posee 3 estrellas Michelin y su chef y dueño sólo tiene 36 años. ¡Vaya carta de presentación!

Además está ubicado en un castillo del siglo XVII en un cantón suizo que funciona como un pequeño hotel donde el chef Andreas Caminada, recibe a sus huéspedes.

El complejo abre de miércoles a domingo y hay que hacer reservaciones con más de 8 meses de anticipación para poder alojarse o degustar la simple y exquisita comida del Schloss Schauenstein

Lomo de ternera aromatizado al pomelo, vieiras con carpaccio de remolachas a la vinagreta, raviolis con cáscara de limón, pejerrey sobre rollos de pepino o calamar sobre galletas de algas son algunos de los delicados y sabrosos platos que el chef Caminada prepara con placer, manteniendo la integridad de los ingredientes, para que se puedan apreciar sus sabores simples en grandiosas combinaciones.