Para hablar sin rodeos, De Librije es el mejor restaurante de Holanda. La propuesta de Jonnie y Theresse Boer va mucho más allá de los límites de la cocina y el mantel. De Librije es un teatro, una función sobre fogones y cubiertos. Elegancia, sofisticación y originalidad son las principales características de sus platos.

Un estilo atrevido y rompedor, que mezcla una gran imaginación con una perfección práctica. Detrás de cada plato se aprecia un esfuerzo mental y físico titánico. Productos de excelentísima calidad, obtenidos regionalmente, y una bodega magistral acompañan la velada de todos los comensales.

Algunos de los mejores platos son los crujientes de jengibre, damasco y queso con mostaza; macarrón de limón con berenjena y huevas ahumadas de lenguado; y gazpacho de cerezas con esferas de tres pimientos y bacón.