Ubicado en el barrio de Berkshire, en las afueras de Londres, Reino Unido, The Fat Duck es el segundo restaurant del reconocido chef Heston Blumenthal que logró entrar en la lista de los cincuenta mejores del mundo (el primero fue Dinner).

Conocido como un “alquimista culinario”, Blumenthal se caracteriza por tener una impronta experimental dedicada a la cocina molecular. Ha trabajado con historiadores de alimentos, perfumistas, fisiólogos y bioquímicos de todo el mundo para explorar el viaje sensorial que provocan los diferentes sabores y texturas.

The Fat Duck está situado en un inmueble de arquitectura típicamente popular del siglo XV, modernizado con un estilo minimalista. El servicio es siempre atento, pendiente del detalle y de las necesarias explicaciones de cada plato. Entre las comidas más conocidas se encuentran el gazpacho de col con helado de mostaza; el porridge de caracoles con jamón ibérico, hinojo y la infaltable avena; y los huevos nitro-revueltos con helado de bacón.

Como se puede apreciar, el menú de este restaurant tiene una clara influencia de la cocina británica y es el fiel reflejo de las ideas del chef. Así, The Fat Duck se ha convertido en un verdadero espacio de experimentación, tanto para el equipo de cocineros, como para los comensales, que se sumergirán en una aventura culinaria llena de sorpresas y sabor.

No te pierdas hoy a las 19, un nuevo capítulo de Surfing The Menu. En esta oportunidad Ben O’Donoghue y Mark Gardner recogen chiles, caquis y vieiras frescas, lavadas en la playa cerca de Ahipara.