Nació el 22 de marzo de 1976 en Nueva Orleans, Estados Unidos y desde pequeña participó en varias publicidades tanto gráficas como televisivas, que la acercaron al mundo del espectáculo. Luego de terminar la escuela ingresó a la universidad para estudiar literatura, pero un año después la abandonó para iniciar su carrera como artista.

Su primera aparición en el cine fue en 1991 en el film The Man in the Moon. Con tan solo catorce años Reese se había presentado al casting con un par de amigos para ver si podían conseguir algún papel secundario, pero enseguida su talento resaltó y quedó seleccionada para ser protagonista. En la película, la joven encarna a una chica de campo que vive su primer amor con su vecino de diez y siete años.

Tras aparecer en varias series televisivas, la actriz fue poco a poco asentándose en Hollywood al intervenir en películas como Freeway, Overnight Delivery y Pleasantville. Y a finales de la década del noventa consiguió la fama internacional gracias al film Cruel Intentions, donde interpretó a una joven muchacha virgen e inocente.

Pero su mayor éxito comercial llegaría en 2001 de la mano de Legally Blonde. Su frescura y simpatía lograron cautivar a la crítica y al público, y a partir de allí su carrera se disparó. Cuatro años después fue elegida para interpretar a la novia del famoso cantante, Johnny Cash, en la película Walk The Line. Este papel le valió un premio Oscar a mejor actriz, el mayor galardón para cualquier artista.

Últimamente ha estado participando en varias comedias románticas como Just Like Heaven, How Do you Know y This Means War.

Con su talento, frescura y belleza, Reese ha sabido ganarse un lugar en Hollywood y el cariño de todos los fans.