QUICHE

La quiche es una típica tarta salada propia de la cocina francesa. Lo particular es que el ligue se hace con una mezcla de huevos y crema, lo que le da un sabor increíble.

Además, la clásica quiche se realiza con masa quebrada, una masa muy fácil de hacer que lleva casi nada de amasado para que quede con ese efecto que se deshace en la boca.

En cuanto a gustos hay infinitas variantes. Pueden ser de verduras, con queso, con panceta o jamón. ¡Te dejamos nuestra versión!

Ingredientes: Para la masa: 250 gramos de harina, media cucharada de sal, 125 gramos de manteca, un huevo y una yema. Para el relleno: 3 cebollas, 25 gramos de manteca, 250 gramos de panceta, 4 huevo, 300 centímetros cúbicos de crema de leche y 250 gramos de queso gruyere.

Preparación

Masa: colocar en la procesadora la harina, la sal y la manteca fría cortada en dados. Arenar. Agregar el huevo y la yema y trabajar hasta que se forme un bollo. Retirar la masa de la procesadora. Espolvorear con harina y estirar entre dos capas de papel film dejándola de medio centímetro de espesor. Dejar descansar 20 minutos en la heladera.

Relleno: Cortar la cebolla en fina juliana. Rehogar en manteca junto con la panceta cortada en trocitos. Retirar. Agregar los huevos ligeramente batidos con la crema de leche.

Forrar la tartera con la masa reservada y verter esta preparación dentro. Espolvorear queso por encima.

Cocinar en horno a temperatura moderada durante 35 minutos aproximadamente.