EN COMUN

Sí, ambas son cantantes. Pero si de moda hablamos, sería muy raro que estas dos chicas coincidan.

Normalmente, vemos a Taylor Swift con atuendos súper atractivos y bien femeninos, mientras que Rihanna se caracteriza por elegir prendas más alocadas y mostrar mucha piel.

Sin embargo, parece que los planetas se alinearon para que ambas celebirties coincidan con un mismo vestido de mangas largas.

Es el mismo modelo de LBD con brillos, solo que RiRi lo eligió en gris y, fiel a su estilo, le acortó la falda para que quede súper mini. Los detalles: La bijou de piedras y los labios rojos para cerrar el look.

Taylor, por su parte, no perdió el glamour. Su falda es más larga pero eligió el vestido con mangas tres cuartos. Lo combinó con unos stilettos camel con boca de pez y también decidió pintarse los labios de rojo.

¿A quién le queda mejor?