La banda británica de adolescentes y la cantante originaria de Barbados fueron los reyes de los MTV Video Music Awards 2012.

Rihanna abrió el espectáculo con una sexy actuación, en la cual interpretó su nueva canción Cockiness (I Love It) con A$AP Rocky y dos grupos de bailarines. Luego cantó su éxito We Found Love entrelazada con el público y tocando las manos de docenas de admiradores. El video clip de este tema la hizo acreedora del mayor premio de la noche: el mejor video musical del año.

Por su parte, One Direction se apropió del resto de la velada. Recibió el primer premio anunciado durante la transmisión en vivo y ya había sido galardonada con un reconocimiento momentos antes de empezar la ceremonia: el video que más vale la pena compartir, por What Makes You Beautiful. Más tarde, el grupo actuó, elevándose con una plataforma entre los alaridos de sus admiradoras. Miembros del equipo de gimnastas estadounidenses los acompañaron cantando One Thing.