Estas tres chicas ya se sumaron a una de las prendas (y color) que está causando furor en la temporada primavera – verano de Estados Unidos. ¿De qué hablamos? De un little yellow dress, pequeño vestido amarillo limón.

Miranda Kerr apareció la semana pasada en Nueva York con un vestidito amarillo de encaje súper sexy de la firma Reem Acra. Lo combinó con zapatos negro, labial fresa y un peinado bien voluptuoso.

Por su parte, Olga Kurylenko lució un sencillo vestido amarillo al cuerpo en la premier de Magic City 2 en Los Ángeles.

Con un toque de brillante, Jessica Alba llegó a Guy Choice Awards en un pequeño Versace Atelier amarillo y tacones naranjas. También juego con su lápiz labial y esmalte de uñas color mandarina.

¿A quién le queda mejor?