La excéntrica cantante y la voluptuosa actriz lucieron uno de los vestidos más criticados y halagados de todos los tiempos: un Versace con abertura lateral, escote prominente y maxi alfileres de gancho dorados.

En 1994, Liz Hurley apareció con un atrevido diseño en la alfombra roja del estreno del film Cuatro Bodas y un Funeral, acompañando a su por entonces pareja, el actor Hugh Grant. En aquel momento, el vestido de Gianni Versace generó un revuelo ante la prensa, debido al semejante escote y gran tajo que dejaba ver su pierna.

Ahora, dieciocho años después, Lady Gaga recuperó aquel escandaloso vestido y lo adaptó a su estilo. Mientras que la actriz británica lo portó de manera elegante y derrochando sensualidad, la cantante prefirió combinarlo con unas plataformas acordonadas en tamaño XXL. Un look excéntrico y exagerado, como siempre nos muestra.

Para ti ¿a quién le queda mejor?