Si hay algo que tienen en común estas dos celebrities es su exuberancia para vestirse. Pero eso no es todo. La cantante Fergie y la modelo Kim Kardashian coincidieron con un mismo outfit en eventos diferente.

Se trata de un blazer XL con solapas satinadas y botones dorados de la firma Balmain, un modelito que ronda los tres mil dólares y funciona como una suerte de vestido súper original.

Fiel a su estilo, la sensual Kim optó por lucirlo sin nada abajo, mostrando su prominente escote, mientras Fergie fue un poco más discreta y usó una blusa negra por debajo.

La mediática llevó las uñas pintadas tipo francesita y unos zapatos en punta con tobillera. Por su parte, la cantante lució unas uñas rojas y unos tradicionales stilettos.