Son clásicos que nunca pasan de moda. Resignificados o en combinaciones súper osadas, esta temporada están más presentes que nunca. ¿Cuáles son y cómo llevarlos? Aquí te contamos todo.

Chaqueta tipo Chanel

Vuelve con más fuerza que nunca. Este tipo de abrigo te hará lucir sofisticada y elegante, esto se intensificará si la combinas con un pantalón o falda de vestir o se verá más relajada con unos jeans.

Pantalones anchos

Súper chic y cancheros… ¡Pero fundamentalmente  perfectos para balancear caderas anchas! Eso sí, cuanto más anchos, más acortará nuestras piernas: por eso, la clave es usar los semi-Oxford y, sino, acompañarlos con un poco de plataformas. Están de moda los de géneros como el terciopelo, o los clásicos jeans, ideales para llevar con una remera ancha de algodón para un look relajado y cómodo; o bien, con tops de seda o gasa para la noche.

Blazer

Es el infaltable en todo guardarropa femenino. Una prenda totalmente atemporal y neutra con la que siempre lucirás arreglada y con mucha onda (sobre todo con sus mangas arremangadas). Úsalo con todo, desde zapatillas de lona hasta botas o stilettos para lucir clásica. ¡Apto para todo momento y lugar!

Pantalón Borgoña

Dejemos de lado por un ratito el clásico pantalón negro y vamos con esta opción que nos dará la misma cantidad de posibilidades de combinación. Su tono oscuro va perfecto para disimular piernas o caderas fuertes. Ya se convirtió en una prenda básica que hay que aprovechar.

Trench

Nunca nos cansamos de usarlo y es otra prenda más que nos ofrece cientos de opciones. El dato es elegir los que poseen lazo a la cintura para marcarla y no parecer que nos perdemos dentro. Sin dudas es una prenda que aporta  formalidad y presencia. No te puede faltar para abrigarte en esta temporada.

Parka militar

El tono verde militar es un básico que nos queda bien a todas, además de poder mezclarlo con infinitos colores. Son las acompañantes perfectas en ocasiones informales para lucir cómodas pero muy cancheras.

Blusas de seda

Van con todo, desde jeans, hasta faldas largas y pantalones de cuero. Pueden ser parte de un estilo rocker, romántico o netamente chic. ¿Colores? Vienen en diferentes tonos y estampados, pero para empezar te sugerimos un tono manteca, que va con todo y le aportara claridad a tu rostro. Lo mejor, es que su caída estiliza siempre la silueta.