Un delicioso postre cítrico, esponjoso y bien dulce para deleitar a todos los invitados.

¿Qué se necesita? 500 gramos de mandarinas, 350 gramos de azúcar glas, 8 huevos, 1 taza de leche, 50 gramos de harina, 60 gramos de mantequilla y hojas de menta

¿Cómo se prepara? Exprimir las mandarinas. Colocar en una cacerola el azúcar glas y la leche, y calentar a fuego lento hasta que el azúcar se disuelva, siempre removiendo. Antes de que hierva, agregar el jugo de mandarinas. Apagar el fuego y reservar. En otra olla colocar la mantequilla y la harina y dejar cocinar durante un minuto, incorporar la mezcla anterior y revolver constantemente hasta que la preparación espese. Luego retirar del fuego. Separar las yemas de las claras y unir las yemas al batido. Montar las claras a nieve con una cucharada de azúcar, agregar a la preparación y colocar en moldes para soufflé previamente enmantecados. Cocinar en horno a 180 grados por 30 minutos y servir apenas salen. Decorar con hojas de menta. También lo puedes acompañas con crema batida, helado o salsa de chocolate.