Un postre súper sofisticado pero bien fácil de hacer, para deslumbrar en cualquier cena importante.

¿Cómo se prepara? Cortar las manzanas en cuadraditos y cocinarlas en sartén con un poco de manteca, azúcar, canela y vainilla. Dejar enfriar. Por otra parte, cortar la masa filo en cuadrados medianos y encimarlos pintando con manteca entre cada capa de masa. Colocar el relleno de manzanas y cerrar los cuadraditos a modo de paquete. Puedes ayudarte con una cuerda para que mantengan la forma. Por último, cocinar en horno hasta que la masa esté dorada.

¿Cómo es su sabor? Súper perfumado y bien dulce.

¿Con qué se acompaña? Con una deliciosa salsa inglesa.