Como todos los años para estas fechas, el pan dulce se hace presente en la mesa. Y qué mejor que lo prepares tú misma y sorprendas a toda tu familia. Aquí te damos la receta.

¿Qué se necesita? 50 gramos de levadura fresca, 200 centímetros cúbicos de leche, 2 cucharadas de miel, 600 gramos de harina cuatro ceros, 180 gramos de azúcar, 3 huevos, ralladura de un limón, un chorrito de agua de azahar, 100 gramos de manteca, 200 gramos de frutas secas y 200 gramos de frutas glaseadas.

¿Cómo se prepara? Colocar la levadura, la leche, la miel y 100 gramos de harina en un bol. Mezclar y dejar fermentar hasta que duplique su volumen. Poner el resto de la harina en otro recipiente y agregar el azúcar, los huevos, la ralladura de limón y el agua de azahar. Incorporar el fermento y formar una masa bien tierna. Finalmente, agregar la manteca pomada y trabajar la masa hasta terminar de integrar por completo todos los ingredientes. Dejar reposar durante unos minutos hasta que duplique su tamaño. Mientras tanto, picar las frutas. Si quieres, puedes macerarlas en alguna bebida alcohólica, como ron o coñac. Intégralas a la masa y divide en porciones para luego hacer bollitos y colocarlos en los moldes. Dejar fermentar nuevamente y hornear a 170 grados durante cuarenta minutos. Si lo deseas, puedes decorar con glasé real.