En esta oportunidad te traemos una receta hecha con flores comestibles. Recordemos que los pétalos de rosa decoran y aportan un aroma y un sabor único. ¡Simple y delicioso!

¿Qué se necesita? 60 gramos de pétalos de rosa roja, 120 gramos de azúcar glass, medio litro de crema de leche y dos cucharadas de agua de rosas.

¿Cómo se prepara? Bañar con agua hirviendo los pétalos de rosa roja, durante un minuto, justo para que se ablanden. Escurrir y pasarlos por agua fría. Ponerlos sobre un paño limpio y reservar.

Por otra parte, batir la crema líquida fría con el azúcar glass, hasta obtener una crema totalmente homogénea. Cortar los pétalos de rosas con la ayuda de un cuchillo bien afilado, pero sin llegar a picarlos. Añadirlos a la crema batida junto con el agua de rosas y mezclar bien.

Verter la mezcla en un recipiente metálico y con paredes bajas, para que se haga con mayor rapidez, y guardar en el congelador por seis horas o hasta que adquiera la consistencia de helado.

Servir el helado en una copa o vasito y coronar con los pétalos de rosa y frutos rojos.