Un delicioso postre frutal, súper fácil y espumoso.

¿Qué se necesita? 2 mangos, 1 lima, 250 centímetros cúbicos de crema de leche, 4 cucharadas de azúcar impalpable y 7 gramos de gelatina sin sabor.

¿Cómo se prepara? Pelar los mangos y quitarles el carozo. Cortar la pulpa en trozos y mixearla o procesarla junto con el jugo de la lima. Aparte, batir la crema con el azúcar a medio punto, unir al puré de mando con movimientos envolventes e incorporar la gelatina hidratada en agua y diluida. Dividir la crema en moldes individuales, tapar cada uno con papel film y llevar al refrigerador por al menos dos horas.