Nació el 16 de mayo de 1953 en Irlanda. Su padre lo abandonó cuando era pequeño y su  madre se mudó a Londres para trabajar de enfermera, por lo que se crío con sus abuelos hasta los 10 años.

Al concluir la escuela, Pierce se interesó por estudiar teatro. El papel que lo lanzaría a la fama le llegó de la mano del dramaturgo Tennessee Williams, quien lo seleccionó para interpretar a McCabe en la versión teatral del drama The Red Devil Battery Sign. Su actuación fue aclamada por la crítica y Williams le envió un telegrama que decía “Gracias a Dios por ti, mi querido muchacho”.

Su carrera continúo con breves apariciones cinematográficas. Su debut en la gran pantalla fue con la película The Long Good Friday en 1980, donde participó en un papel de poca monta.

Catorce años después, Pierce se convertiría en el quinto actor en interpretar al legendario agente 007: James Bond. Gracias a su excelente actuación, consiguió realizar el mismo personaje en tres películas más. La última, Die Another Day fue estrenada en 2002.

Uno de sus grandes éxitos fue la película Mamma Mia! versión cinematográfica del musical teatral, que protagonizó junto a Meryl Streep.