No hay nada como la comida cocinada a la parrilla. Sobre todo, si se utiliza leña para hacer el fuego. Y aunque no lo creas, puedes preparar una gran variedad de platos en la parrilla. ¡Te brindamos algunas opciones!

Clásica: La carne de res es uno de los productos predilectos para cocinar a la parrilla. Puedes incluir diferentes cortes, como tira de asado, vacío, matambre o entraña. También puedes agregar otros tipos de carne, como pollo o cerdo. Acompaña con ricas y variadas ensaladas de hojas verdes o papas hervidas.

Fish: Cocinar pescado a la parrilla es algo muy sencillo y sumamente rico. Lo ideal es elegir pescados enteros, como salmón, lubina, dorado o atún. Deberás abrirlo a la mitad por el lomo y quitarle las espinas. Luego, libra tu imaginación para condimentarlo. Puedes preparar un maridaje con aceite, limón y una variedad de hierbas o rellenarlo con cebollas, ajíes y queso azul. Lo más importante es que la parrilla esté bien limpia para que el pescado no se pegue.

Vegetariana: Para todos aquellos que no comen carne, una excelente opción es cocinar diversas verduras en la parrilla, como tomates, cebollas, ajíes o papas. Luego, se podrán comer directamente o mezclar y hacer una gran ensalada. Una buena idea es cocinar berenjenas enteras y después, obtener la pulpa y formar una especie de puré. Agregar cebolla y perejil picado, un poco de aceite y sal y tendrás un delicioso dip.

Pizza: Si, la pizza también se puede cocinar a la parrilla. Simplemente debes extender la masa sobre la parrilla bien limpia y luego de unos minutos de cocción -cuando ves que empieza a dorarse- colocar por encima los ingredientes que más te gusten.