¿Creías que era difícil una torta sorprendente? Con esta idea seguro dejaras a todos satisfechos, pues ¡todos los invitados tendrán su propia torta!

Ingredientes

Para la masa: 250 gramos de manteca, 250 gramos de azúcar, cuatro huevos, una naranja y 250 gramos de harina leudante.

Para la cobertura: 50 gramos de manteca, 50 gramos de queso Philadelphia, 200 gramos de azúcar impalpable, dos cucharadas de leche y tres colorantes vegetales.

Para el armado: 24 velitas, 24 pirotines, granas, confites y formitas de azúcar

Preparación

Mezcla la manteca pomada y el azúcar, con cuchara de madera, hasta cremar. Agrega los huevos uno a uno e incorporándolos bien, la ralladura de naranja y por último la harina tamizada. Vuelca en un molde cuadrado y alto forrado con papel manteca, enmantecado y enharinado. Lleva a horno fuerte por 30 minutos o hasta que la superficie ofrezca resistencia al tocarla. Deja enfriar antes de desmoldar y cortar en rectángulos chiquitos, que quepan en tus pirotines.

Para la cobertura, mezcla la manteca pomada con el queso; agrega el azúcar poco a poco, intercalando con la leche, hasta conseguir una pasta suave y maleable. Sepárala en tres porciones y añade a cada una distintos colorantes vegetales, mezclando para lograr tonos parejos. Esparce las coberturas sobre los cubos de masa, espolvorea por encima las granas, los confites o las formitas; en el centro pon una velita y presenta sobre los pirotines.