Miradas brillantes, deslumbrantes y futuristas es lo que nos marca la tendencia de este invierno. Por eso los colores metalizados son un must que no tienes que dejar de probar. Los plateados, dorados y bronces son los colores favoritos y pueden usarse tanto de día, con un estilo suave y difuminado, como de noche, llevando las sombras al límite y super cargadas. También podrás encontrar delineadores y máscaras de pestaña en estos tonos, para darle mayor destello a tu mirada.

Tres colores para impactar

Plateados: Son perfectos para pieles de tonos fríos: blancas o nórdicas, pues le aportan luz al rostro. Si este es tu caso, compleméntalos con unos lindos labios nude para no recargar el maquillaje.

Bronces: Estos tonos son super verástiles, por lo que le sientan bien a cualquier tipo de piel. Además, combinan con todo tipo de outfits y estilos, tanto formales como casuals. Junto con unos labios tostados, obtendrás un make up super sofisticado.

Dorados: Ideales para mujeres morenas y rostros cálidos, pues ofrecen una hermosa luminosidad a la piel. Sin embargo, el color dorado es más indicado para usar en fiestas o eventos nocturnos que durante el día, pues son sumamente elegantes. Para los labios, lo recomendado es utilizar un brillo rosado con reflejos en oro.