Ícono de la belleza por excelencia. En esta oportunidad hemos decidido investigar cuáles eran los secretos de la legendaria Marilyn Monroe para combinar sofisticación con elegancia, sensualidad y algo de dulzura.

Piel: La actriz tenía una piel de porcelana. Para mantenerla, lavaba su cara todos los días con aceite limpiador y en cada aparición pública, se aplicaba una delgada capa de vaselina en el rostro antes de maquillarse, para brillar bajo la luz de los reflectores.

Make up: Sin duda, una de las características distintivas de Marilyn era su maquillaje, que se caracterizaba de una base súper blanca con polvos iluminadores, un delineado bien fuerte y grueso para los ojos y unos labios rojos furioso. Según se dice, ella mezclaba dos tonalidades de rojos para sus labios y se colocaba un gloss transparente para hacerlos lucir más carnosos.

Big Secret: Marilyn se daba baños en hielo con esencia del perfume Chanel N°5, para que su aroma perdurara toda la noche y hasta el día siguiente. Además, dormía desnuda para que el pijama no se dejara marcas en el cuerpo. Solo se colocaba unas gotitas de la misma fragancia Chanel para dormir.