Es el turno de ellos. Los hombres también se sumaron al estilo punk de la gala del MET y mucho supieron deslumbrar.

Marc Jacobs, acompañado de Sofia Coppola, apostó por un traje de puntos blancos para que no le perdieran de vista en la fiesta. Y es que con algo así es muy difícil pasar inadvertido…

Eddie Redmayne es el chico de moda. Por eso no podía faltar en esta gala. Eligió un traje azul noche muy favorecedor, que le combinaba a la perfección con esa mirada que derrite corazones allá donde pisa.

El gran diseñador Valentino, optó por uno de sus smokings. ¡Impecable!

Domenico Dolce y Stefano Gabbana decidieron innovar un poco y apostaron, en vez de por zapatos, por unas slippers muy juguetonas.

Impecable, elegante, guapo, con clase… Tom Ford cubriendo todas las expectativas para variar ¿Dónde se esconden los hombres como él?

Pedro Almodóvar en su línea: ni quiere ni le hace falta vestir bien. Hollywood le quiere como es y punto, no hay nada más que decir.

¿Y cómo no enamorarse de Nicholas Hoult? Con ese saco azul acaparó todas las miradas. ¡Estaba guapísimo!

Para acabar, Zacharias Quinto que fue el único que se tomó en plan serio lo de la estética punk y se plantó una cresta en azul eléctrico que además de no quedarle nada mal, dejó a todos con la boca abierta.