Madrid, 31 ene (EFEAGRO).- Sorprender a alguien con una menú original y una mesa con velas o flores sin salir de casa ni hacer esfuerzo alguno es posible en ciudades como Madrid, Barcelona o Palma de Mallorca, donde en los últimos años han proliferado los llamados “cocineros a domicilio”, que llevan el restaurante a casa.

El cliente pone la casa y del resto se encarga el chef, que diseña el menú, compra los ingredientes, cocina, sirve la comida y limpia, para marcharse sin dejar rastro de su paso por la cocina.

Un concepto que ya era conocido en algunos países europeos, pero que no llegó a España hasta 2006, cuando nació en Mallorca la empresa “Chef a Casa”.

“Mi socio trabajaba en un restaurante y un día un cliente le preguntó si podía ir a cocinar a su casa, así se nos ocurrió la idea”, ha explicado a Efeagro uno de los copropietarios de la empresa mallorquina, Dion Sampedro.

Según Sampedro, la idea es “cocinar en casa de una persona con todas las comodidades y servicios que puede tener en un restaurante, pero de una manera mucho más personalizada”.

“Nosotros nos encargamos de todo, desde el momento en que entramos en la casa ellos se despreocupan”, ha precisado.

“Sueños de cocina” surgió dos años después en Madrid con el mismo objetivo de atender una creciente demanda de “gente que busca celebrar o hacer algo bonito, pero no sabe o no quiere cocinar ni ir a un restaurante”, ha señalado a Efeagro su director, el chef Nacho Garbayo.

Además de un servicio a domicilio personalizado, estas empresas ofrecen un “menú recién hecho”, lo que las distingue y posiciona como alternativa al tradicional cáterin.

“Nosotros preparamos los platos en casa del cliente, freímos la carne o horneamos el pescado en el momento, al contrario que los cáterin, cuyas elaboraciones suelen estar ya terminadas cuando se llega al destino”, ha señalado Garbayo.

El proceso empieza pactando el menú con el cliente, que elige, entre una serie de propuestas sobre las que puede realizar determinados cambios.

Los precios del menú, que suele consistir en un entrante, plato de fondo y postre, varían según la empresa, pero en general oscilan entre los 25-30 euros del “económico”, los 50 euros de “uno en condiciones” y la cifra “a la que el cliente esté dispuesto a llegar”.

“La diferencia de precio depende de la materia prima que se utilice”, ha aclarado Garbayo.

También se ajusta en función de los servicios adicionales que se contraten, ya que además de preparar y servir la cena se pueden sumar “extras” como el alquiler de la vajilla y cristalería, la decoración de la mesa o la posterior limpieza.

Las fuentes consultadas por Efeagro coinciden en el perfil del público que suele demandar este servicio: clase media-alta, aunque reconocen que también hay gente que hace un esfuerzo para organizar un acontecimiento especial en casa.

Es el caso de muchas parejas, que optan por contratar un cocinero a domicilio para celebrar un aniversario con una cena romántica.

“En alguna ocasión nos han pedido que escondiésemos un anillo en el postre”, ha señalado a Efeagro el excocinero del Bulli, Marc Joli, propietario de la empresa de cáterin catalana “Picoplato”, que ofrece el servicio de chef a domicilio desde 2008.