El rímel es uno de los productos básicos de maquillaje. Forma parte de la bolsa básica de viaje y es capaz de hacer que luzcas mucho más arreglada y despierta en cuestión de segundos.

Lo malo es que muchas chicas no saben usarlo correctamente y cuando lo aplican terminan viéndose peor de lo que estaban. Por eso, armamos esta lista de los cinco errores más comunes al usar rímel y que aprendas cómo solucionarlos.

Bombear el aplicador

Ya sabes eso de meter el aplicador y luego sacarlo para que “agarre” más producto…o sabrá Dios por qué lo hacen.

Este es uno de los errores más comunes y más grandes cuando hablamos de rímel, así que no lo hagas más. Ese aire extra que se mete al tubo del producto es lo que causa que se formen grumos lo que termina luciendo como bolitas en tus pestañas.

Aplicar ochocientas capas

Poner cinco está mal también. La mayoría de las marcas están hechas para que se apliquen dos capas. Entre más rímel pongas es más probable que las capas se comiencen a secar pero no por completo, sólo a la mitad. Por eso cuando pones una nueva capa de producto encima de una que ya está completamente seca y dura, tus pestañas terminan luciendo como patas de araña.

Guardarla por años

Si no puedes recordar cuándo compraste el rímel, mejor tíralo. Los gérmenes que crecen en los botes viejos pueden causarte irritación, comezón, conjuntivitis o abscesos que son dolorosos.

Presión exagerada

Si presionas demasiado al aplicar el rímel en las pestañas inferiores, seguro te van a quedar marcas bajo los ojos. Y cuando eso pase nos veremos bastante desarregladas. Si te pasa cuando te apliques el rímel, no olvides limpiarlo cuidadosamente con un cotonete.

Olvidar la raíz

Si eres de las chicas que aplica el rímel desde la base de las pestañas con un movimiento en zig-zig, te has ganado una gran estrella de oro. Para todas las demás chicas: es importante que cuando se pongan rímel empiecen la aplicación en la raíz de las pestañas, porque si no se ven más pequeñas de lo que en realidad son. Cuando empezamos en la base, las pestañas lucen más gruesas y abundantes.