La gala del MET 2013 estaba bien clara desde un inicio. Solo había que leer el título de la exposición presentada: “Punk: Chaos to Couture“. Todos los invitados ya sabían que ésta no iba a ser una alfombra roja más.

Este año, el estilo punk se adueñó del evento y, como siempre, algunas celebrities lograron encajar en el dress code y otras no. Nada de vestidos de princesa y románticos. Te mostramos las mejores vestidas de la noche más punk del mundo de la moda.

La reina de la noche fue Sarah Jessica Parker. Una de las indispensables de la gala del MET y que siempre suele acertar con el dress code elegido. En esta ocasión este eligió un excéntrico vestido de Giles, con tartán incluido y una espectacular cresta.

Rooney Mara tampoco se quedó atrás. Fue muy acorde a la temática con este espectacular vestido del anfitrión de la ceremonia Riccardo Tisci tras Givenchy y demostró que el blanco también tiene mucho punk.

Y si hablamos de punk, hablamos de actitud. Eso fue lo que no le faltó Chloë Sevigny para pararse en la alfombra roja con un turbante en la cabeza y su vestido de Proenza Schouler en azul con transparencias y superposiciones.

Otra de nuestras favoritas de la noche fue Nicole Richie. Ella arriesgó un paso más. Adiós a su querido pelo en pos de un tinte blanco fluorescente jugando a mostrar su cara extravagante. Un vestido de estilo vintage de TopShop, que en otra hubiese quedado hasta con un toque romántico pero que en Nicole Richie generó un contraste ideal. No hace falta ir de alta costura para arrasar. ¡Bravo!

Pero el punk también es el cuero y si hay una modelo punk esa es Anja Rubik. Ella eligió un vestido chaqueta en cuero rojo de Anthony Vaccarello que le quedaba infartante.

Y no podemos olvidar a Anne Hathaway, para nosotras, una de las actrices que mejor se viste. En este caso la vimos con grandes cambios, empezando por su pelo rubio y un peinado bien punk. Optó por un vestido negro con transparencias de Valentino. ¡Divino!

Para terminar, Miley Cyrus hace rato que viene demostrando que ya no es una nena. Y en esta ocasión, lo volvió a hacer con un estilo súper acorde para el evento. Lució un vestido de Marc Jacobs con red, labios rojos y lo mejor: su peinado bien punk.