1.  Con apenas tres años realizó el cómico pedido a sus padres de que le buscaran un representante para que le brinde ayuda en su carrera actoral.

2. Su apodo de pequeña era Boo y durante su infancia sufrió de dislexia. Tenía que usar unas gafas bien gordas y ridículas que le ayudaran a leer. Pero gracias a ellas logró corregir su problema.

3. En escenas de “El Rey Arturo” la actriz tuvo que ponerse relleno en su sostén ya que no se destaca precisamente por ser muy voluptuosa.

4. En mayo de 2007, Keira reveló que se vio afectada por las acusaciones de que su cuerpo delgado estaba promoviendo la anorexia, por lo que consideró dejar la actuación.

5. Le encanta la comida tailandesa y el chocolate, sobre todo si es chocolate con leche de Cadbury.