1. Desde que tenía poco más de 5 años, Jessica quiso ser actriz, pero no fue hasta los 12 años cuando comenzó su formación en arte dramático. Un tiempo después fue descubierta por James Cameron para su serie televisiva Dark Angel.

2. Cuando era chica tuvo varios problemas de salud: neumonía, colapso de los pulmones y asma… por lo que pasó largas temporadas en hospitales.

3. Su belleza es producto de una mezcla de orígenes muy diversos. Su madre es danesa y franco canadiense y su padre es mexicano. ¿El resultado? La divina de Jessica Alba.

4. A Jessica no le gusta salir desnuda en pantalla. Por eso, para poder hacer las escenas reveladoras de Sin City tuvo que emborracharse y visitar varios clubs de strippers para prepararse.

5. ¡Le encanta cocinar! Sus especialidades son las enchiladas de pollo y las tortillas.