LAKSA

La reina de las sopas picantes en Malasia es Laksa, cocinada con crema de coco, fideos chinos, marisco, palitos de pescado, tofu, verduras, huevo duro, cilandro y chili sambal.

El plato chino-malasio es un clásico de la cocina Peranakan (cocina que proviene de los chinos que emigraron al archipiélago Indonesio en los siglos XVI y XVII), mezcla de ingredientes de Malasia y Singapur. Hay un montón de variedades regionales y algunas Laksa incluyen pollo. Si se cruza con Assam Laksa, descubrirá que lleva un pescado en lugar de un caldo de coco.

La regla general es cuanto más modesto sea el sitio, más sabrosa es la Laksa, así que siéntate en el taburete de un puesto callejero en una calle secundaria de Penang o Singapur y pruébela. ¡Las sopas Laksa son geniales!