Como siempre, para fin de año, la familia Kardashian realizó una nueva postal navidad que incluye una foto con todos los integrantes de la famila.

Luego de que el año pasado montaron una foto literalmente de terror, esta vez se inclinaros por un escenario festivo, todos vestidos de blanco y con una sonrisa de oreja a oreja.

La hija de Kourtney, Penélope, la más pequeña de la familia lució hermosa con una adorable diadema en su pequeña cabecita.

Otro detalle fue Mercy, el gatito de Kim que falleció hace unos días. La familia quiso rendirle homenaje en su postal navideña.

Del único que no hubo rastros fue de Kanye West, el novio de Kim. Al parecer, prefirieron dejarlo afuera, pues con Kim nunca se sabe que puede pasar.