La Casa de la Luna es la primera novela de la escritora y periodista estadounidense Ami McKay y ya es un éxito de ventas en Canadá, país donde reside.

El relato se sitúa en Nueva Escocia a comienzos del siglo XX. Dora Rare es la primera mujer en su familia luego de cinco generaciones de hijos varones. Enseguida llama la atención de Marie Babineau, la vieja partera de la casa, quien ve en ella signos de un don especial. Con el tiempo, la joven entrará en el mundo de la anciana y de las mujeres preñadas, un mundo de embarazos no deseados, remedios viejos, plegarias, brebajes y milagros. Junto a la vieja Marie conocerá los secretos y los peligros de este oficio extraordinario. Se propone cambiar el mundo construyendo un nuevo centro de maternidad, en el que las mujeres llegan con la promesa de parir sin dolor y en unas condiciones modernas e higiénicas. Pero Dora recibe duras acusaciones de brujería y comienza a ser señalada por los hombres de su comunidad. Deberá fortalecerse para preservar la sabiduría que las mujeres han llevado siempre consigo.

La Casa de la Luna es una historia única sobre la lucha de las mujeres por conservar el control sobre sus propios cuerpos, y un deseo por conservar las tradiciones ancestrales en un mundo cada vez más diluido.